como-ser-un-buen-lider-pdf

Como ser un buen lider pdf

Como ser un buen líder pdf

Como ser un buen líder PDF : Curso para capacitarte transformando tu persona, transformando tus relaciones y transformando tu equipo.

Empezamos hablando de la confianza como el pegamento fundamental de las relaciones y vimos varias acciones que podemos dar para desarrollarla.

Ahora es el momento de entender que la “confianza” se traduce en dos grandes verbos o acciones.

Estas dos grandes acciones son “confiar” y “amar”.

La acción de confiar en las personas.

Cuando una persona ve que tu confías en ella hay algo que se enciende dentro de esa persona. En muchos de los casos las personas no confían en ellos mismos. Muchos expresan “yo no puedo hacer eso”, “eso es imposible para mi”. Esta es una excelente oportunidad de darle valor a las personas y mostrarles que “si pueden”.

Todos necesitamos que alguien confíe en nosotros.

Siempre debemos mirar mas allá de lo que ven nuestros ojos para ver el potencial de una persona a largo plazo. Si ella no lo ve nuestro trabajo como líderes es mostrárselo.

Esta responsabilidad hacia las personas es lo que nos transforma en alguien que la gente quiere seguir. Ellos saben que usted no solo quiere lo mejor para ellos, sino que usted vislumbra un futuro hermoso para esa persona. Y el trabajo de un líder es que mientras trabaja junto a un equipo para alcanzar objetivos puede ir desarrollando a cada una de las personas que tiene a su lado para que ellas descubran todo lo que pueden hacer en sus vidas. Con esto no estamos ofreciendo un camino utópico y lleno de rosas para que esa persona llegue a ser lo que desea pero si estamos despertando la posibilidad de que eso ocurra. Estamos encendiendo el motor. Prometerle a alguien logros sin trabajo es dañarlos. En la mayoría de los casos de grandes líderes ese camino es difícil, incluso muchas veces doloroso y en algunos de esos casos los líderes hasta han dado la vida por su causa como lo demuestran las vidas de Jesús, Martin Luther King, David Livingstone y otros.

La segunda acción es “amar” a las personas.

Aquí la mayoría de las personas confunden amor con un sentimiento. Este es el mensaje de las películas y la sociedad. Si lo sientes esta bien, si ya no lo sientes dejas a la persona.

Que poca probabilidad tenemos de ayudar realmente a las personas si nuestra vida depende de nuestros sentimientos. Los sentimientos son volubles. Un día están, al otro día desaparecen y al tercer día vuelven.

Por ejemplo la madre Teresa de Calcuta confesaba que muchas veces sus sentimientos desaparecían e incluso su relación con Dios parecía cortada pero ella nunca dejó de amar a los niños que cuidaba.

Lo mismo podemos aplicar a la función de los padres, los cuales evidentemente no se levantan todos los días con los sentimientos adecuados para ejercer el amor hacia sus hijos pero la acción de amarlos se mantiene. Si lo que se mantiene es una actitud de amor aun sin los sentimientos significa que los sentimientos no son el amor en si mismo sino algo que en ocasiones acompaña las acciones del amor.

Básicamente “amar” es accionar por el otro.

Muchas veces como padre estoy enojado con mis hijas por algo que ellas han hecho pero eso no significa que no piense en cocinar para ellas. Hacer algo por ellas es “amarlas” y lo haré aunque los sentimientos no siempre me acompañen.

¿Por qué este punto es tan importante en las relaciones con las personas que vamos a liderar?

Porque si nuestro liderazgo va a estar basado en un significado del amor que lo entiende como un sentimiento que nos acompaña en forma mágica y nos permite hacer cosas por las personas sintiéndolas, es hora de decir que no podremos liderar.

El líder “ama” las personas que lidera teniendo siempre una actitud dispuesta para hacer por ellas lo necesario para que puedan seguir creciendo y sintiéndose amadas, reconocidas, valoradas y desafiadas a desarrollar todo lo que podrían ser.

Los líderes aman a su gente por medio de acciones directas donde demuestran su aprecio, afecto y valor por las personas que lideran. Esta actitud de amarlos en forma estable (no con los vaivenes de los sentimientos) es lo que les da estabilidad a sus seguidores para poder crecer. Solo alguien estable en sus actitudes puede llevar a otra persona al crecimiento.

Este darse a los demás por supuesto que incluye riesgos, riesgos que la madre Teresa describió en su poema titulado “De todos modos” y nos muestra como es “amar” cuando los sentimientos no acompañan, o sea el verdadero amor.

“Las personas a menudo no son razonables, son ilógicas y egoístas; de todos modos perdónalos. Si eres amable, la gente puede acusarte de egoísta o tener intenciones ocultas; de todos modos sé amable. Si tienes éxito, te ganarás algunos falsos amigos y algunos verdaderos enemigos; de todos modos, ten éxito. Si eres honesto y franco, la gente puede engañarte; de todos modos sé honesto y franco. Lo que tú puedes estar años construyendo, alguien podría destruirlo en una noche; de todos modos construye. Si encuentras la serenidad y felicidad, la gente puede sentir celos de ti; de todos modos sé feliz. El bien que haces hoy, la gente posiblemente lo olvidará mañana; de todos modos, haz el bien de todas formas.  

Da al mundo lo mejor que tengas, e incluso podría no ser suficiente; de todos modos da al mundo lo mejor que tengas. Sabes, en el análisis final, se trata de algo entre Dios y tú.”

Recién cuando alcanzamos el estado de poder entregar nuestra vida en amor por los demás es cuando estamos listos para liderar a otros.

Vos podes transformar tus relaciones y estar preparado para liderar tu equipo.

Comprar este recurso

 

Comentarios

Deja un comentario

¿Primera vez en RECURSOSOM? Deja tu email y te llevas un regalo.

x
A %d blogueros les gusta esto: