manual-de-capacitacion-para-lideres-de-celula

Manual de capacitacion para lideres de células

Manual de capacitacion para lideres de células

Manual de capacitación para lideres de células que brinda respuestas prácticas y orientación para un ministerio de células sano y equilibrado.

Razones bíblicas para capacitar lideres de células:

El ejemplo de Moisés.

Éxodo 18: 17 al 24 – Números 11 – Deuteronomio 1: 9 al 18

En estos pasajes Dios da un modelo simple para que cada miembro del pueblo de Dios sea atendido personalmente. Moisés cambia su manera de atender al pueblo y de hacer su ministerio.

Los principales aspectos de este cambio son:

  • El juzgar asuntos pequeños y declarar lo que Dios quiere del pueblo deja de ser un ejercicio personal de Moisés para ser la tarea de un grupo de siervos elegidos de entre el pueblo.
  • Aceptar que puede haber formas más eficientes de realizar el trabajo que hacemos para Dios.
  • Continuar con este modelo implicaba varios riesgos:

“Desfallecerás del todo” Que Moisés se iba a debilitar totalmente y no podría continuar con el trabajo que Dios le indicó que realizara.

“El pueblo que esta contigo desfallecerá” Que el pueblo también iba a desfallecer como consecuencia de la mala atención personal que recibía.

“El trabajo es demasiado pesado para ti” Que el trabajo sería demasiado pesado (Stress que genera consecuencias físicas, psicológicas, emocionales y psíquicas en quien lo padece) Esta es una de las causas más comunes por las cuales las personas abandonan el ministerio.

“No podrás hacerlo tú solo” No poder realizar el trabajo que Dios le mandó.

Es evidente que el modelo que estaban utilizando hacía peligrar toda la obra que Dios quería realizar con su pueblo. Pasando por la salud de su líder, la del pueblo, la realización de la obra y la eficiencia en la tarea, todo esto estaba en peligro como consecuencia del modelo que estaban utilizando.

En Números 11 vemos que la idea de delegar tareas viene de Dios mismo (vs. 16 y 17)

Este pasaje también nos da las pautas acerca de cómo debemos delegar.

1)Debemos formar a aquellos en quienes vamos a delegar:

a) “Enseñarles las ordenanzas y las leyes” (Conocimiento de lo que hay que hacer)

b) “Mostrar el camino por donde deben andar” (Directivas claras acerca del trabajo que se espera de ellos)

c) “Mostrar lo que han de hacer” (Modelar para ellos cómo se hace el trabajo)

2) Debemos seleccionar de acuerdo a requisitos previos que consideramos vitales (“escoge tú de entre todo el pueblo…” vs. 21)

3) Asignarle a cada uno de ellos responsabilidad sobre un grupo de personas (“y ponlos sobre el pueblo” vs. 21)

4) Debemos instalar la rendición de cuentas sobre asuntos importantes (“todo asunto importante lo traerán a ti” vs. 22)

Los resultados de este modelo son:

  • Aliviarás tu carga (vs. 22)
  • Ellos la llevarán contigo (vs. 22) Liderazgo que se siente valorado porque confían en su responsabilidad dentro de la obra de Dios.
  • Tú podrás sostenerte (vs. 23)
  • El pueblo irá en paz a su lugar (vs. 23)

A través de este relato la Palabra de Dios nos muestra cómo la incorporación de grupos pequeños es un modelo simple que hace posible que todo el pueblo de Dios (líderes y miembros) camine hacia el objetivo que Dios ha soñado para ellos.

El ejemplo de Jesús.

Marcos 3: 13 y 14

Es increíble pensar que Jesús eligió una estrategia tan simple para iniciar el reino más poderoso y numeroso de este mundo. Es esperanzador para cada obrero cristiano saber que la forma en que Jesús inició su ministerio está al alcance de cualquiera que desee servir a Dios.

El plan de Jesús para conquistar al mundo comenzó con un grupo pequeño. Con la elección de doce hombres con quienes Jesús se comprometió a “estar” y “enviar”.

Su plan consistió en modelar para ellos la forma de realizar el ministerio, que básicamente implicaba vivir los valores de Dios.

Amar a Dios y a las personas serían sus ejes. Vemos a Jesús involucrado personalmente en los procesos regulares de:

  • Una vida devocional estable (Marcos 1.35)
  • La predicación del evangelio tanto pública (Marcos 1.14) como personal (Juan 3, 4 y 5)
  • La formación de discípulos por medio de su ejemplo (Juan 13.15)
  • La formación de un grupo pequeño (Marcos 3. 13 al 15) que cumplía los objetivos primarios de ESTAR JUNTOS (“que estuviesen con él”) y de MISION (“para enviarlos a predicar”)
  • La concientización misionera por alcanzar los lugares no alcanzados a fin de cumplir su propósito mundial, porque “para esto he venido” (Marcos 1.38)

No podemos dejar de mencionar que por ser Jesús mismo quien es el protagonista de este tipo de ministerio, y siendo él, el Hijo de Dios y lleno de sabiduría evidentemente esta forma de vivir el ministerio puede proveernos resultados similares, y sobre todo coherencia, obediencia y dependencia de él para hacer su Obra.

El ejemplo de la primera iglesia.

El Nuevo Testamento nos presenta numerosos ejemplos de iglesias funcionando en hogares (Hechos 5.42, Romanos 16.5, 1° Corintios 16.19, Colosenses 4.15, Filemón 2, etc.)

Es evidente que la práctica natural de esa época era utilizar el hogar como medio de relacionarse con nuestros semejantes a fin de compartirles el evangelio.

El hogar sigue siendo actualmente el medio más natural para relacionarnos con nuestros semejantes.

La iglesia puede y debe volver a ver los hogares como el medio apropiado para relacionarnos y guiar a la fe a nuestros familiares, amigos y vecinos.

El ejemplo de Pablo.

Hechos 20.20 “Públicamente y por las casas”

El apóstol Pablo, quien tal vez es la persona que interpretó más claramente el corazón de Dios para con la humanidad, ya que Dios le dio el privilegio de ser autor de un amplio porcentaje del contenido del Nuevo Testamento, dejó un claro ejemplo de ministerio fundamentado en grupos pequeños, utilizando las casas (evidentemente recibió este ejemplo de la primera iglesia) como la herramienta básica de su trabajo ministerial.

Aún al llegar al final de sus días él seguía utilizando la modalidad de grupos pequeños en su casa para seguir sembrando ejemplo para los que venían detrás (Hechos 28. 30 y 31)

Comprar este recurso

Comentarios

Deja un comentario

¿Primera vez en RECURSOSOM? Deja tu email y te llevas un regalo.

x
A %d blogueros les gusta esto: